Falleció el Profesor Hugo Olea Morales

Hoy en horas de esta tarde dejó de existir el profesor Hugo Olea Morales, periodista y formador de numerosas generaciones de profesionales de la información de la Universidad de Concepción. Su deceso se produjo en un centro de salud, como consecuencia de una enfermedad. El profesor Olea se caracterizaba por ser una persona clara, directa, amistosa y con un particular sentido del humor. Se desempañaba  en actividades docentes desde mayo de 1973 y en nuestra carrera a partir de 1989, año en que se refundan los estudios de Periodismo en la Universidad de Concepción. Dictó, entre otras, las asignaturas de Tiempo Real, Periodismo Interpretativo, Periodismo de Opinión, Ética Profesional, Pre-práctica, Radio, Pre-Seminario y Televisión, aparte de evaluar prácticas profesionales y dirigir seminarios de título.

Publicó artículos sobre Radio, Ética Profesional y Periodismo en la revista “Estudios de Periodismo”; en 1995 el texto “Apuntes para interpretar periodísticamente”, como resultado de un proyecto orientado al desarrollo de la docencia en la carrera. Tenía en preparación un trabajo sobre aspectos relevantes del desarrollo del periodismo regional que, en principio, se titulaba “Desde el Faro del Bío Bío a Internet”.

Como periodista su primer artículo apareció en el periódico “El Lontué”, de Molina. Luego escribió en “La Prensa”, de Curicó. En “La Discusión”, de Chillán, publicó la columna “El Oficio de Mirar”. En 1965, lo contrataron como reportero la Radio Universidad de Concepción. Fue corresponsal de Radio Chilena. En la radioemisora universitaria se desempeñó como jefe de los servicios informativos, entre 1969 y 1982, año en que es transferido a la Dirección de Extensión Universitaria, como Jefe de la Dirección de Comunicaciones. De allí pasa a la Rectoría como Jefe de la Oficina de Comunicaciones y paralelamente dicta clases en Periodismo en donde primero es designado Jefe de Carrera y luego elegido como Director de Departamento en  varias oportunidades, ejerciendo el cargo hasta hoy.

Entre 1982 y 1992 escribió para el diario “El Sur”. Sus textos pueden ser encontrados en los archivos del suplemento dominical “La Gaceta”, entre ellos hay crónicas y entrevistas sobre diversas temáticas, la columna satírico-humorística “Tartarín y Tarascón” y la de comentarios sobre radio y televisión firmada con el seudónimo “Recaredo”. Fue editor del cuerpo “Actual”, del diario como asimismo de la revista “Tiempo Regional.

Durante la rectoría del profesor Augusto Parra participó de las tareas fundacionales del Canal de Televisión de nuestra universidad, hoy TVU, a partir del antiguo Departamento de Televisión Educativa para el cual condujo programas transmitidos a nivel regional en colaboración con TVN. Dirigió la Radio Octava. Trabajó en los canales de cable y de TV abierta. Dirigió, en sus inicios, el trabajo de prensa y posteriormente condujo programas.

En cuanto a la actividad gremial fue presidente del Centro de Estudiantes de Periodismo, también Presidente del Colegio Regional de Periodistas. Hizo su práctica profesional en los diarios “La Patria” y “Crónica”.

Participó en el XII Curso de Perfeccionamiento en Comunicación Colectiva, realizado, en 1971, por el Centro Internacional de Estudios Superiores de Periodismo para América Latina, CIESPAL, en Quito, Ecuador. Desde 2008 a 2011 se desempeñó como Secretario Académico de la Facultad y hasta hoy era candidato a doctor en Ciencias de la Información de la Universidad Pontificia de Salamanca, España.

Don Hugo, poseedor de una pluma memorable, manifestaba además un enorme compromiso con la Universidad de Concepción, con el pluralismo, ética y libertad de expresión, acorde con los valores de nuestra casa de estudios. Además, poseía un enorme compromiso con la educación y formación integral de los jóvenes, situación que se refleja en el gran impulso que le otorgó al Departamento de Comunicación Social en la modernización de sus dependencias, la actualización de equipos y renovación de los estudios de radio y televisión, además de la implementación de la sala multimedia. Nuestro profesor hoy tiene el reconocimiento de todas las personas que trabajaron o que lo conocieron. Él entregó conocimientos, lecciones y una que otra broma a numerosas generaciones de estudiantes, quienes siempre le recordarán con respeto y admiración a su gran labor en el periodismo.

Tweet

6 comentarios

  1. Oscar Torres /

    Mi pésame a la familia a todos aquellos q significo algo en sus carreras, favor indicar donde será sepultado o cremado si fuese el caso

  2. admin /

    Toda esa información la comunicaremos en su debido momento.
    Gracias por la preocupación.

  3. Romina Diaz /

    una lastima, es una gran pérdida… =( hasta siempre profe ..

    *el ramo se llama tiempo real, no tiempo presente.

  4. ANDREA /

    HOY VIERNES 21 DE OCTUBRE, SE HA IDO MI GRAN PROTECTOR, MI JEFE QUERIDO, SE HA IDO A MEJORES RUMBOS..ME SIENTO TRISTE, DESPROTEGIDA PERO CON LA ALEGRIA DE QUE DIOS LO TIENE EN SUS BRAZOS AHORA..A MI QUERIDO JEFE DON HUGO OLEA MORALES, UN GRAN ADIOS..UN ABRAZO DE ESOS QUE NO LE GUSTABAN, SOLO AGRADECERLE CADA AYUDA, CADA PALABRA..CADA GESTO A SU MANERA..QUE EN PAZ DESCANSE…un hombre sin doble discurso, un hombre íntegro, llano, probo..en todas sus acciones, en la defensa absoluta nuestra…es lamentable su pèrdida..personas como don Hugo, hay muy pocas, ojalá aquellos que el guío sigan en su misma senda..de la verdad absoluta..de la integridad.

  5. Marta Olea /

    Los funerales son mañana domingo 23 Octubre, a las 15 horas, en el Parque San Pedro. Está siendo velado en el templo masónico, ubicado en Castellón, entre Freire y Barros Arana.

  6. Gloria /

    ¡Querido y recordado DON HUGO!

    No hay palabras para explicar lo que mi corazón siente. Fueron tantos años que compartimos en la Carrera de Periodismo, su ESCUELA DE PERIODISMO que tanto amaba y por la que dio todo lo que estuvo a su alcance.
    Recuerdo el día en que nos conocimos cuando me recibió en su oficina de comunicaciones en Aníbal Pinto, donde me acomodó en un escritorio para que pudiera dar inicio a lo que sería mi desempeño como Secretaria de la Carrera de Periodisto, hasta cuando pueda serle útil a nuestra Escuela, hoy Departamento de Comunicación Social.
    Por qué será que cuando ingresé el primer día a Periodismo, me sentí tan acogida, no con la camiseta puesta, sino con ella impregnada a la piel. Muy posible que usted, con su forma de ser tan especial, me haya contagiado este amor por el periodismo y por nuestra Universidad de Concepción. Estoy ligada a ella desde que ingresé como estudiante en 1967. Siempre pensé que si hubiera sido joven y hubiera conocido esta hermosa carrera antes, nada me habría impedido estudiarla y llegar a ser una buena profesional del área de las comunicaciones.
    Pasamos momentos difíciles, pero superables; y también de mucha alegría y buena y sana convivencia.
    Tuve la oportunidad de conocer a sus hijos adorados desde jovencitos (23 años atrás), Hugo Cristián y Lidy Andrea; y a su querida y respetada “Nenita”, Sra. Lidy. Luego, a los pequeños nietos (Clemente, Salvador, Matilde, y Micaela)que junto con Sra. Lidy, fueron su adoración, sus desvelos y entrega incondicional.
    A los estudiantes siempre los acogió con sabios consejos, los escuchó; rabió con ellos, para después reirse, porque disfrutaba escucharlos defenderse y alegar. Todo para fortalecer su personalidad y enseñarles a mostrar con respeto sus puntos de vista, aunque usted no estudiera de acuerdo.
    Pudiera escribir tantas cosas, don Hugo, tengo tan buenos rcuerdos suyos, que tendría para horas.
    Lo hecho mucho demenos. No va a ser lo mismo; pero hay que seguir adelante y tratar de sacar la carrera adelante.
    Va a ser triste y difícil acercarse a su oficina, entrar, ver sus cosas que pronto ya no van a seguir allí.
    Pero somo animales de costumbre, aunque su presencia la vamos a sentir en todo momento y en cada cosa.
    Quienes lo queremos de verdad, lo llevaremos en elcorazón siempre. Son recuerdos imborrables. Aunque siempre dijo ser agnóstico, se acordaba de Dios y tengo la certeza que me da la fe, que ÉL le tenía un lugar preparado, donde se encontraría con sus otros seres tan queridos como los que dejó acá en la tierra.
    Ésta no es una despedida, es un ¡HASTA PRONTO, QUERIDO DON HUGO! ¡DESCANSE EN PAZ!

Responder