Antropología distinguió a nueva generación de egresados

En una jornada marcada por la alegría y la reflexión, un total de 34 antropólogos y antropólogas de la Universidad de Concepción recibieron su título profesional en el auditorio Juan Perelló Puig de la Facultad de Ciencias Químicas.

Esta emotiva ceremonia inició con la presentación del dúo musical conformado por los estudiantes Felipe Casanueva y Camila González, quienes deleitaron a los asistentes con interpretaciones de temas de Natalia Lafourcade y Mercedes Sosa.

Tras el acto de bienvenida, cada egresado tuvo la oportunidad de recibir su certificado de título en manos de sus seres queridos y de aclamar, entre aplausos y vítores, a sus colegas que recibieron distinciones.

Este año el Premio Universidad de Concepción, que distingue al estudiante con mejores calificaciones durante el pregrado, recayó en la antropóloga Javiera Rojas. En tanto, Karina Jorquera recibió el reconocimiento a la mejor compañera por parte de sus pares.

La actividad cerró con el discurso del Decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Dr. Bernardo Castro, quien motivó a los profesionales a enfrentar los desafíos de esta nueva etapa de sus vidas.

“Nuestro fundador y primer rector, Enrique Molina Garmendia, indicaba que ninguna reforma social puede reemplazar el valor de las ciencias sociales. Por lo mismo, indicaba en uno de sus discursos que ´es preciso hacer converger las luces de todas las ciencias sociales al estudio de nuestros problemas más apremiantes’. ¡Qué hermoso legado nos dejó nuestro fundador para nuestra querida disciplina de la antropología! Y hoy, en que egresamos, salimos a servir a la sociedad para transformar tantos problemas y desigualdades de nuestra región y país”, sostuvo.

Por su parte, el antropólogo Enoc Cifuentes valoró su paso por la emblemática carrera de la Facultad de Ciencias Sociales. “Si bien en el paso de la carrera hubo altos y bajos, fue una experiencia inolvidable. La capacidad de aprendizaje en la carrera y además en la UdeC es un plus de motivación. Ahora nos toca seguir trabajando y estudiando para lograr ser profesionales más completos, pero sin olvidar las raíces. En este momento de mi vida sólo tengo palabras de agradecimiento a la universidad, a los profesores, compañeros y familia que estuvo acompañando en este gran proceso”, precisó el profesional.